Connect with us

Subscribe

#Plan9Especial

¿Qué hago si me gusta un artista funao?

Dilemas modernos.

Esta no es una guía que explora el dilema ético de separar el artista de la obra, tampoco para avalar conductas injustificables. Es un ejercicio de reflexión sobre una pregunta que aparece en mi cabeza cada vez que escucho o pienso en cuánto me gusta Brand New.

En 2017, el vocalista de Brand NewJessey Lacey, fue acusado de abuso sexual y solicitar fotos a menores de edad. Fueron dos mujeres las que hicieron público el actuar de Lacey. Después de una somera (y minúscula) disculpa, la banda decidió cancelar el resto del tour y posteriormente, se separaron. Hay más detalles del caso en este artículo de Pitchfork al respecto.

Antes que esos casos fuesen públicos ya me gustaba Brand New. He escrito en cada oportunidad posible sobre cómo The Devil and God Are Raging Inside Me me acompañó durante momentos complicados y cómo el resto de sus discos se convirtieron en un tesoro que apreciaba de una forma con la que no había conectado antes. Después de leer las acusaciones, mi relación se convirtió en un problema.

¿Cómo puedo escuchar una banda en la que participaba un abusador? Esa fue la primera pregunta que me hice. Mi relación con el trabajo de Brand New a ratos no se podía ver opacada por las acciones de uno de los miembros, si sinceramente el resto no sabía nada al respecto, era quitar un mínimo de aporte para una agrupación con un grupo de fans relativamente pequeño. El cariño que sentía por sus canciones, por las letras que el mismo Lacey escribió ya no me producían las mismas emociones que antes de saber los abusos y el daño que cometió a esas dos mujeres que tuvieron la valentía de hacer público lo que sufrieron.

Escuchar cualquier canción de Brand New me produce una mezcla de vergüenza y tristeza, porque con cada stream, estoy apoyando a la banda y al sello; también por lo que perdí. Después de 2017 comencé a escuchar menos y menos a Brand New, pasaba por el perfil de Spotify, lo miraba y decidía escuchar otra cosa. Aunque el resto de la banda no tuviera conocimiento de las acciones de Lacey, cada disco que venden, el merchandising que aún está disponible y por consecuencia, piezas como esta que probablemente inviten a alguien a escucharlos, contribuyen independiente de la proporción, a financiar la vida de Lacey.

A diferencia de otras formas de arte, como la pintura o el cine; la exposición que tenemos a la música es mucho más radical. Es raro ir a algún lugar y no escuchar alguna radio sonando, gente con audífonos, televisores que reproducen Youtube. Escuchar una canción de Chris Brown sin hacer el ejercicio voluntario de buscar su nombre en alguna plataforma de streaming también se vuelve algo problemático.

Es un problema a nivel social, no solo personal. ¿En qué punto decidimos pasar por alto que Chris Brown golpeó a Rihanna? Su carrera no se ha visto afectada en lo más mínimo, cada vez que lanza un proyecto nuevo figura en distintos medios de comunicación con respecto a música, principalmente en los que cubren hip hop/r&b.

Luego que J Balvin Young Thung decidieron trabajar con Chris Brown, los dejé de escuchar. Ambos me gustaban lo suficiente como para hacer de eso una relación dolorosa al comienzo, hasta el punto en que no me parecía correcto darle mayor audiencia a dos artistas que podían dejar de lado lo que hizo Chris Brown y trabajar con él sin problema alguno, incluso en el caso de J Balvin, defenderlo.

Y por más que J Balvin se disculpe, no cambia el hecho que trabajó junto a Chris Brown y también está ganando regalías por ello.

Separar el artista de la obra no solo es reduccionista, es hasta cierto punto, ser cómplice. El ex guitarrista de Real EstateMatt Mondanile fue acusado por varias mujeres de conductas sexuales indebidas y abuso emocional. R. Kelly ha sido acusado de variados crímenes de índole sexual, mientras que XXXTentación fue acusado de violencia doméstica y asalto, Ian Watkins ex vocalista de Lostprophets fue sentenciado en 2013 por diversos crímenes sexuales, incluyendo agresiones sexuales a menores de edad (niños). 6ix9ine fue arrestado por conductas sexuales indebidas con una menor de edad, incluso con ese prontuario, Nicki Minaj y Kanye West decidieron trabajar con él.

Sabemos por el mismo relato de John Lennon que golpeaba a su esposa Cynthia Powell. Ameer Vann ex Brockhampton fue acusado de abuso sexual y emocional. En 1959, Chuck Berry estuvo preso durante dos años por ‘’propósitos inmorales’’ con una menor de 14 años. El ex vocalista de Of Mice and MenAustin Carlile fue acusado de abuso sexual y violación, mientras que en 2017, el ex vocalista de Dance Gavin DanceJonny Craig fue acusado de abuso sexual y emocional. Según un reporte del New York Times, Ryan Adams fue acusado por varias mujeres de conductas sexuales indebidas con menores de edad y abuso emocional.

Puedo seguir. O pueden guglearlo.

Consumir el material creado por artistas funaos no es el único problema, también es la forma en que hablamos de ellos. Hay más métricas por las que se pueden crear relaciones comerciales entre un artista y una productora, un sello o una empresa de streaming. Cada vez que alguno de ellos vuelve a ser relevante, esos números aumentan considerablemente, no solo la cantidad de veces que hemos escuchado sus canciones. Son los comerciales en los que a veces suenan, sus presentaciones públicas, el trabajo con otros artistas. Efecto Streissand le llaman.

El dilema ético de disfrutar una canción de Brand New para mí se transformó en un problema económico. Luego que Brockhampton echara de la banda a Ameer Vann debido a las acusaciones de abuso sexual, el problema era que el resto de su discografía con él incluido sigue estando disponible. La trilogía Saturation de la banda está disponible en Spotify, incluyendo las portadas en las que figura Vann. No estoy haciendo un juicio valórico sobre la decisión de la banda, sí lo estoy haciendo de forma económica.

¿Deberíamos exigir que las plataforma de streaming realicen una purga a todo el material creado por artistas problemáticos? No lo creo, eso es absurdo. Tampoco tengo respuestas claras para el problema. Sería una limpieza que expurga al funao. Lo que sí sería interesante, es colocar alguna especie de etiqueta o entregar mayor información de los artistas, dejando que el consumidor pueda acceder a una forma más comprometida de relación con la música.

No digo que deberíamos dejar de hablar sobre músicos problemáticos y funaos, también sería erradicar lo que hicieron. Me refiero a la forma en que consumimos contenido. Cada vez que 6ix9ine hace la menor estupidez, los medios musicales comienzan a subir noticias. Los timeline de Twitter explotan con fotos de su cara llena de tatuaje y hasta hace al menos un año, memes.

El problema de separar por completo la obra del artista y reducir nuestro rol como consumidores. Aún hay artistas que me gustan mucho, como Young Thug. Aunque no lo cancelo directamente, sí tengo en cuenta que trabajó junto a Chris Brown, está generando dinero a través del streaming de su disco en conjunto, además de tener exposición a una audiencia que quizás no lo conocía. Mi relación con la obra de Young Thug sí se vio alterada al saber todo lo anterior, pero no por eso puedo dejar de disfrutar Digits automáticamente.

Las obras de arte hechas por artistas funaos que me gustan ya no las elevo a un nivel por sobre otros artistas. Young Thug no me parece mejor que Future. Sin embargo, mi intención sí cambió con respecto a la forma en que consumo lo que él produce. Evito los sitios web que tienen interés en su contenido, también los círculos de internet que lo siguen venerando, ya no twiteo sobre él o sobre su música. La forma en que me relaciono como consumidor cambia al tener más información sobre los artistas.

En la actualidad, puedo escuchar libre de escrutinio a Brand New. Desactivo la opción de compartir lo que estoy escuchando en Spotify o simplemente busco la canción que quiero escuchar en Youtube. No tengo que ir a una tienda de discos y enfrentar la posibilidad que alguien me encare por estar comprando directamente el material de una banda cuyo vocalista fue acusado de conductas indebidas con menores de edad. Y eso también es problemático.

Incluso en un mundo donde las plataformas de streaming hagan explícito que al escuchar una canción de un artista problemático contribuye a un fondo para organizaciones sin fines de lucro o instituciones que trabajan con víctimas de abuso, dicha empresa también estaría generando una ganancia por el hecho que yo tenía pegada una canción de Real Estate.

Y tengo claro que al escribir esta breve columna estoy de cierta forma contribuyendo al problema de fondo. No obstante, espero que las fotos de perritos hagan un poco más llevadero el tema.

Written By

김치볶음밥

Lo último en Plan9

Connect
#PLAN9NEWS

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todos los días en tu mail, el mejor spam de tu vida.