Connect with us

Subscribe

El Infinito

Legends of Heroes – Trails of Cold Steel III: Un JRPG, tal como un animé

Y se viene la cuarta entrega.

Dentro del vasto mundo de los RPGs y, especialmente los JRPGs, es algo bastante común encontrarse con un montón de juegos nuevos o sagas que por estos lados no fueron muy conocidas al momento de su génesis pero que actualmente y gracias al poder del internet, han logrado salir de sus países de origen para probar suerte en el mundo occidental (como Dragon Warrior, por ejemplo). 

Para NIS America, quienes distribuyen este título, ya dejó de ser una cuestión de suerte hace rato pues “The Legend of Heroes” ha logrado posicionarse como una saga bien valorada y no solamente por los fans (quienes son los realmente importantes) sino que también por la “crítica especializada”, lo cual no deja de ser llamativo. 

Trails of Cold Steell es concretamente el tercer capítulo de una saga que comenzó como una apuesta arriesgada y se ha consolidado dentro del siempre competitivo escenario de los JRPG. Vamos a revisarlo.

Un elaboradísimo mundo para explorar

La historia nos pone en los zapatos de Rean, un instructor de una academia de combate pero que, en los juegos anteriores, era nada más que otro estudiante. Y sí, para comprender la historia “al 100%” hay que jugar o conocer los episodios anteriores, pero créanme, valen la pena. 

Si no puedes/quieres jugar los anteriores, tienes la opción de ver un “resumen” de lo que sucede en los capítulos pasados pero obviamente se pierden muchísimos detalles y francamente, no es lo mismo. 

De todas formas la historia no deja de ser MUY buena. Lógicamente no daré spoilers de nada, pero para un juego que dura entre las 60-80 horas, es realmente notable el como organizaron cada capítulo del juego para lograr un “pacing” que no solamente te va sorprendiendo, sino que también “refresca” la historia para ir dándole más sazón, manteniéndote siempre en alerta y con la duda de qué seguirá después. 

Incluso es más admirable aún que muchas situaciones inconclusas de los juegos anteriores, las resolvieron en este, logrando así unificar los tres capítulos como si se tratase de uno solo.  Gran trabajo de parte de Nihon Falcom, desarrolladores del juego. Y que por cierto está a la altura de cualquier otra franquicia con más trayectoria. 

Otro aspecto a destacar son el desarrollo de los personajes. Hace muuuuucho tiempo que no jugaba algo que de verdad te fuese conectando con cada uno de los protagonistas del juego, e incluso con los villanos. Tienen mucha vida, “chispa” y personalidades que si bien son marcadas, van cambiando con el paso del tiempo y gracias a los mismos eventos que van sucediendo, se van transformando. 

Ningún personaje termina igual a como empezó. Y esto también hay que destacarlo en el mundo que los rodea pues también sufre consecuencias y se nota. Tanto en la gente (NPCs), construcciones, misiones y el cómo el resto te percibe a ti. 

Al final cuando terminas el juego, sientes ese vacío maldito que sabes no vas a llenar por un buen tiempo (y se agradece de cierta forma, aunque igual lo detesto).

Las guerras no se ganan solas

Jugar Trails of Cold Steel III es sencillo, pero tiene un factor estratégico importante. Lejos de la fórmula simple de los RPGs, en donde tienes una cantidad bastante limitada de acciones, acá hay mecánicas “dentro” de otras mecánicas y que hacen al juego bastante más complejo que otros que posiblemente hayas jugado. 

Si bien obviamente consta de las mecánicas más básicas vistas en cualquier RPG, puedes efectuar movimientos que pueden dar vuelta una pelea en cuestión de segundos. Ten claro que conocerás el dulce sabor de la victoria así como también el amargor de la derrota. 

Por ejemplo, podrás crear combos entre ciertos ataques y también con personajes específicos, para lograr ataques con efectos devastadores. Pero tendrás que tener en cuenta (en todo momento) una barra de “break” que al romperse dejará a tus enemigos a la merced de tus poderes. De la misma forma, podrás interrumpir o evitar ataques que podrían exterminar a tu equipo (siempre y cuando calcules de manera perfecta esta mecánica de “romper” la guardia del enemigo). 

Claramente si te pones a apretar botones a lo tonto y loco, no vas a lograr nada más que probar el polvo una y otra vez. 

También tendrás la posibilidad de añadir buff grupales con el comando “órdenes” y que, al igual que la barra de “break”, pueden darte una ventaja significativa incluso si vas perdiendo, pero como el factor estrategia siempre está presente, basta con que mal utilices este recurso para quedarte cojo y dificultar las cosas.

El sistema te da muchas posibilidades para experimentar, lo cual se agradece ya que evita que las peleas se vuelvan monótonas y le añade una capa extra de reto. Otro punto a favor. 

Como en un anime

Las gráficas del juego están “cartoonizadas” al más puro estilo anime y si bien ha sido un punto criticado debido a que se ven un tanto “viejas”, la verdad es que no siento que sea necesario tener gráficas “top notch” tampoco. 

Claro, se agradece cuando el juego tiene efectos pulentos, ultra settings y toda esa volá que le encantan a algunos jugadores, pero para este tipo de títulos se me hace innecesario. Es más, agradezco que hayan focalizado sus esfuerzos en que el juego tenga una buena historia y mecánicas interesantes, antes que el factor gráfico (que para muchos, es lo que vende) ya que es un RPG, no un Call of Duty. 

Incluso hay que verle el lado más positivo aún, ya que si lo quieres jugar en PC, no te pedirá grandes recursos ni un PC de la NASA pues tu tostadora con una GTX 750 lo correrá más que bien. 

En conclusión, Trails of Cold Steel III es un juego admirable. Tiene absolutamente todas las características de un buen RPG, incluso las excede. No sería de extrañar que en el futuro aparezca en el “top” de los mejores RPGs que han salido en la última década. 

Esperemos que la próxima entrega (así es, ya está la cuarta en desarrollo) sea incluso mejor, y digo esperemos porque esta de verdad dejó la barra en lo más alto de la gloria videojueguil.  

Recomendado al 1000%. 

Written By

Lo último en Plan9

DC prepara una serie de Rorschach como secuela de Watchmen

Cult + Mag

1899: La nueva locura de los creadores de Dark

Cine + Series

Ahora puedes escuchar el soundtrack completo de Ghost of Tsushima en Spotify

El Infinito

Possessor es la nueva película de Brandon Cronenberg, hijo de el maestro del horror corporal, David Cronenberg

Cine + Series

Connect
#PLAN9NEWS

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todos los días en tu mail, el mejor spam de tu vida.