Connect with us

Subscribe

El Infinito

Desperados III: Dispara primero, pregunta después

Bang.

El viejo oeste ha sido objeto de inspiración para una cantidad no menor de películas, series, libros y por supuesto: Videojuegos. Si bien no es precisamente el tema más concurrido, no deja de tener una cantidad importantísima de buenos lanzamientos que van desde clasicones como por ejemplo Wild Guns (SNES), Gun (PS2), Sunset Riders (Arcade) o incluso Wild Gunman para la legendaria NES, hasta joyas modernas como el Red Dead Redemption de Rockstar.

Sin embargo, acá es donde entra Desperados. Un juego que tiene una base sólida de players, fans acérrimos que esperaban hace años por una digna secuela de sus tres títulos anteriores (que por cierto, también gozan de una buena reputación) pero con altas expectativas ya que los desarrolladores “Mimimi Games” también comparten un juego de similares características (Shadows Tactics: Blade of the Shogun) y que contó con excelentes críticas, tanto de la prensa como los jugadores. 

La gran pregunta era entonces ¿Logra Desperados III superar a sus antecesores o se queda mordiendo el polvo de victorias pasadas? 

Prepara tu whisky de cinco lucas, ponte las botas con las que tu taita salía a buscar camarones y enrola ese krippy de dudosa procedencia, que vamos a empezar…

Respirando el viejo oeste

Mucha tierra, piedras, calor, bares de mala muerte y por supuesto, disparos. Muchos disparos.  Eso se me viene a la mente cuando me imagino el clásico ambiente “western”. Pero ¿qué sería de todo eso sin personajes apropiados para darle vida a todo este cuento? en Desperados III tomarás el control (nuevamente) de John Copper, un tipo malas pulgas, buenmozo y con una actitud que dice «primero te disparo, luego te pregunto… si quedas vivo»

A éste ser humano ejemplar, se le unirán otros cuatro, cada uno con sus personalidades, vivencias y obviamente habilidades que los harán únicos. 

Lo bacán, es que todo está trabajado de manera que las personalidades, siendo todas muy diferentes entre sí, se conjugan de manera tal que te darás cuenta que detrás de toda esa parafernalia matona, violenta y sucia (de la que incluso ellos mismos están orgullosos) hay una bonita historia de amistad. Claro, suena jocoso, pero cuando logras crear ese tipo de vínculos entre personajes y que además eso se traspase a la historia, incluso gameplay, está más que claro que hay un trabajo formidable detrás. 

Que no te extrañe ver como tus personajes se putean, se halagan entre ellos o incluso apuestan quién mata más mientras estás realizando alguna misión. 

Desperados es un juego de táctica en tiempo real tipo «Commandos» (Sí, ese que todos jugamos en españolísimo) incluyendo prácticamente todos los elementos encontrados en este, pero renovados a la actualidad. Entre estas nuevas mecánicas, la más notable es poder pausar el juego para «encadenar» varias acciones al mismo tiempo.

Por ejemplo, supongamos que tienes que entrar a un bar porque un personaje importante dentro de la misión está ahí y debe ser eliminado, pero sus guardaespaldas protegen la entrada y no te permiten pasar. 

Pausas el juego, ordenas que Kate (la waifu del grupo) seduzca al par enemigos y de paso le ordenas a tu francotirador que le dispare a uno, mientras con Copper le pegas un balazo en la nuca al otro. Acto seguido, le indicas a Mendoza (Un barbón con el nivel de delicadeza igual al de un camión tolva) para que entre y le pegue un par de escopetazos al susodicho enemigo. 

Al quitar la pausa, verás como tus personajes de manera coordinada irán ejecutando las acciones, pero mucho ojo; a veces desencadenarás otras situaciones y eventos mientras los vas ejecutando y te puede quedar la crema. Por lo que siempre debes tener un plan B para cuando las cosas salgan mal (que suele ser muchas veces). 

Es básicamente un juego de “ensayo y error”, pero que tendrás que manejar bien y sobre todo, planear muy cuidadosamente para que no la cagues y puedas avanzar sin problemas. Vale mencionar que cuando las cosas te salen “bonitas”, el nivel de satisfacción es altísimo.

Lógicamente tendrás muchísimas herramientas para completar tus misiones, que van desde las habilidades de tus personajes hasta poder, por ejemplo, volar alguna caja con explosivos y de paso a tus enemigos o disparar a objetos contundentes para que caigan encima de ellos. Siempre hay que estar con los ojos bien abiertos para aprovechar todas las oportunidades que tengas. 

Gráficamente el juego evolucionó notablemente en comparación a sus predecesores (tampoco es tan sorprendente considerando que el anterior tiene 14 años de antigüedad) pero se dieron el trabajo de pulirlo como un diamante para que se viera bien. 

Desperados III es un juego que sobrepasa infinitamente sus anteriores entregas (que no son malas, ojo) y eso ya es decir mucho. Tiene una historia que, si bien no excede en términos de originalidad, es increíblemente dinámica, entretenida y fácil de seguir. Los personajes tienen personalidades bacánes, únicas y además diálogos entre ellos que le da un buen toque de humor y por qué no, humanidad. Y el gameplay mejora en su totalidad todas las mecánicas vistas en los anteriores juegos (e incluso es un notable “update” a las mecánicas de Shadows Tactics) por lo que es un juego digno de jugar y por sobre todo, digno de pertenecer a la franquicia. 

Si les gustan los juegos basados en el viejo oeste, con una buena cuota de dificultad, personajes memorables y por sobre todo muy difícil, tienen que puro jugarlo. Sola queda decir: Muy buen trabajo Mimimi Games. 

Disponible en Steam, Xbox One, PS4, Linux y MAC. 

Written By

Lo último en Plan9

Back to 1999: Winampify, el proyecto que te permite usar Spotify como si fuera Winamp

Cult + Mag

Connect
#PLAN9NEWS

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todos los días en tu mail, el mejor spam de tu vida.