Connect with us

Subscribe

Cult + Mag

Bocetos de Watchmen revelan que el diseño de Ozymandias estuvo basado en el mismísimo Julio Iglesias

Aparece otro hijo del cantante español

En el mundo del cómic, pocas obras han sido tan reverenciadas (y referenciadas) como Watchmen. Iniciada en 1986, la magnum opus del escritor inglés Alan Moore apenas terminaba su publicación al año siguiente cuando ya era incluida en las listas de los mejores libros del siglo XX e incluso ganaba un premio Hugo en 1988. También se trató del único cómic en figurar en la lista de la revista Time de las mejores novelas de todos los tiempos, abriendo el medio a un público completamente nuevo que iba más allá de los cochinos frikis amantes de los superhéroes o los extraños fetichistas de la ropa apretada y las monas chinas. 

Desde su irrupción, y para desesperación de Alan Moore, que lleva décadas despotricando contra la falta de originalidad y el culto a la nostalgia que parece haber invadido la industria del cómic y del cine, han visto la luz muchas obras derivadas que aprovechan el atractivo de la novela gráfica para vender productos que no le llegan ni a los talones a su predecesora. 

Sin embargo, si bien los perversos mecanismos del mercado han resultado en productos totalmente carentes de alma como Before Watchmen, también es cierto que otros, como la serie-secuela que realizó HBO el año pasado, han sido dignas reinterpretaciones de una obra que es de por sí difícil de abordar. 

Dentro de la categoría de los refritos no tan cuestionables se encuentra Watching the Watchmen, un libro editado por Norma que se define a sí mismo como “el compendio definitivo de la novela gráfica definitiva”. A lo largo de sus 280 páginas, Dave Gibbions, el dibujante del cómic original, se adentra en el proceso creativo de Watchmen, mostrando bocetos originales de los personajes y la evolución de los storyboards que dieron forma a la historia. 

Dentro de esos bocetos, existe uno que ha llamado la atención de los fanáticos. Se trata de un artwork del personaje de Ozymandias, el fabuloso villano cuyo plan maligno fue la vuelta de tuerca a todas las vueltas de tuerca en el género de superhéroes.

En el dibujo en cuestión, se puede apreciar que Gibbons describe algunas características físicas del personaje, como su atuendo, su cabello rubio… y su parecido a Julio Iglesias. 

Según se aprecia en el libro, el cantante español parece haber sido una de las principales influencias de Gibbons al momento de diseñar a Ozymandias, junto con el actor inglés Barry Foster y la escultura del David de Miguel Ángel. 

En fin, en esta época de cambios e incertidumbres, es tranquilizador confirmar que la aparición de nuevos hijos de Julio Iglesias sigue siendo algo con lo que podemos contar. Eso es, eso es la nota. Teníamos que volver con algo fiel a nuestro estilo: Intrascendente.

Written By

Remedo de periodista. Fanático del terror en todas sus formas y lector furioso. Tendiente al pánico por la acumulación de libros apilados en el velador y películas sin ver en el disco duro.

Lo último en Plan9

Back to 1999: Winampify, el proyecto que te permite usar Spotify como si fuera Winamp

Cult + Mag

Connect
#PLAN9NEWS

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todos los días en tu mail, el mejor spam de tu vida.